sábado, 3 de marzo de 2012

31 Objeto de deseo


    Veo junto a su reloj unos números grabados en su piel. Trece cafés y tres camareros más tarde consigo memorizar la secuencia. Disimulando la tensión devuelvo los cafés en el lavabo. Llamo gritando. Insulto tras insulto dejo en su sitio a aquella arpía destroza familias. Ella asegura que no se le acercará. Más por las amenazas que por empatía.
    Varios teléfonos después llega mi oportunidad. Anoto mi número con pulso ocho en la escala Richter en su muñeca. Dos largas noches sin necesidad de café esperando cual mochuelo. Cuando al fin suena, una voz femenina me dice que él está casado. Luego añade que si me acerco al bar me mata.

Deseo. Carmen Luna (Óleo)

33 comentarios:

  1. Xesc, desconocía este nuevo arte adivinatorio que muestras aquí. Has conseguido agobiarme como a la protagonista, aunque desconozco si la adivina estaba en lo cierto o no.

    Es original y arriesgado este micro, quizás demasiado para REC. Pero bien hilada la frase.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nicolás por tu sinceridad. No pretendía agobiarte, pero son cosas que pasan.

      Cuarta ocasión en la que participo con uno y sigo sin encontrar el equilibrio en el ReC. Seguiré probando cuando la frase me inspire o cuando gane un conocido.

      Abrazos

      Eliminar
  2. Quizá para rec como dice Nico es algo arriesgado, sí, lo digo yo que he sido finalista muchas veces y tengo cogido el truco al concurso, jajajja

    Me gustó lo de "Anoto mi número con pulso ocho en la escala Richter en su muñeca"


    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, pues creo que tendré que tomarme tiempo suficiente para interpretar con atención las micro señales de humo y pillar el truco al ReC. Gracias.

      Viva los red skins.

      Abrazos

      Eliminar
  3. Pues a mí me gustó. Tus textos tienen ese puntito de locura discurrida que los hace únicos. Los de ReC se darán cuenta pronto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mei,

      me alegran y reconfortan tus palabras. Aunque tampoco es algo que me quite el sueño, me gustaría pensar que eres pitonisa en ese aspecto.

      Tendré que agradecértelo.

      Locura discurrida es una expresión que creo que me sienta de fábula.

      Gracias y un abrazo

      Eliminar
  4. Lo peor de los premios -por principio siempre injustos, porque la belleza no tiene un concreto punto de comparación- es que terminan siendo como un viejo loco al cual hay que hablarle de tal o cual modo para que te conteste bien. Hablarle a un viejo loco no es escribir.

    Escribo esto porque leí al ganador y.......... (extraño mucho los viernes de Susana ;-))

    Este micro es fantástico, metafísico. Sinceramente, nunca leo un texto más de una o 2 veces (llevo 6 y les sigo encontrando nuevas lecturas). Una sensación de laberinto que da el objeto de deseo puesto en la palestra del alma. Y fíjense qué interesante que en este micro no hay nombres, prácticamente no hay géneros, hay cuerpos (-probablemente- cuerpos gritando, espiando, calculando) y teléfonos, números... siempre pensé que el deseo resumía a las personas, que era la corona de un reino híper-concreto; una vez un duende olvidable me dijo "dime dónde reinas y te diré quién ya no eres",

    Contar el tiempo con camareros y teléfonos, ya sólo eso es una gran metáfora sobre el deseo. Y ni hablar de la sangre a través de las venas como un terremoto... Me saco el bombín y disculpen las damas por el ojo que salta dentro de él.

    Excepcional, un abrazo de aprendíz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan,

      Cuánta razón tenés.

      Creo que con "Mi tesoro, ReStart, Lugares de (des)encuentro y Objeto de deseo" que son las cuatro participaciones que he tenido en este concurso de ReC, se ha producido una transformación en la forma de afrontar el reto. Cada vez me alejo más del concurso en sí y consecuentemente disfruto más también. Curiosamente en los dos últimos que menciono, me interesan como historias en sí mismas al margen de la participación o no. Igual que me ocurrió con "Despertar" que empieza con una frase ReC pero que de forma intencionada no presenté al concurso y así no me encorseté en la limitación de las cien palabras. Y es precisamente ese el micro más mio probablemente.
      Los dos primeros casi con total seguridad hoy no los colgaría en el blog.

      Gracias por tomarte el tiempo de leerlo tantas veces y sacarle tanta punta. Ni yo mismo me lo esperaba.

      Un abrazo de aprendiz para vos.

      PD: El ojo ya te lo devolveré en la próxima, no te preocupes.

      Eliminar
    2. Gracias por el comentario en mi blog. No estoy teniendo tiempo para contestar nada. Debería hacer como muchos que no contestan los comentarios en su espacio pero no puedo, me sigue pareciendo un milagro que alguien se tome el trabajo de ver lo que hago. Entonces veo excesivo no contestar.

      Pero a vos te quería contestar cuanto antes porque diste en el clavo con respecto a lo que hago, intento hacer. Creo que la metáfora es una forma de existir, muchos creen que la polisemia es la condena de la literatura. Yo muy por el contrario creo que es esperanza y sinceridad; esperanza porque el mundo seguirá naciendo de nuevo en cada interpretación (el mundo y nosotros con/en él) y sinceridad porque es una mentira absoluta que algún día veremos lo mismo; sentir es y será una instancia enteramente personal. Lo cual de ningún modo niega el amor y la interrelación humana, es más, diría que potencia los lazos. Igualdad no es cercanía, creo que confundir eso nos ha llevado a las máximas intolerancias y a las peores pesadillas.

      Y lo de revolucionario?, es una hermosa palabra que tristemente se han robado un poquito los militares y paramilitares (que ninguno me agrada),,, gracias por "prestármela"; aunque no soy eso, sólo soy un tipo que lo hicieron un poco más distinto que a los demás y se va acomodando como puede.

      Abrazos de reconocimiento, me miraste a los ojos.
      Gracias, hoy en día poca gente mira ahí.

      Eliminar
  5. Pues a mí me encanta porque se somete a ENE lecturas diferentes y no es que sea un lío metaforico, ni mucho menos : es que lo has trabajado. Yo pensé en un acertijo y tuve que descifrarlo al primer comentarista. El ReC me parece que es : para no pensar mucho, por eso es arriesgado entrar con uno de estos, en lo que el tiempo apremia y los novecientos por leer se convierten en una pesadilla.....

    Felicidades Xesc, ha sido una frase que desató tu genialidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu generosidad Laura. Sabes que si insisto en adelante no es más que por poder estar en un rinconcito de tu blog.

      Lo que me desespera es tener dos llamadas de un teléfono de esos de 16 números a las que no pude atender y así me quedé, descompuesto y carcomido por la duda... ¿Y si? Prefiero no saber. Jaja

      Abrazos

      Eliminar
    2. já, já, ....estarás en un rinconcito ¡verás como sí!. Ese día sacaré el cava!!.

      Un abrazo.

      PD: A mí también me ocurre ....los miércoles me llaman personas desconocidas que no dejan mensaje ...¿cosa de las brujas del ReC? ...

      Eliminar
  6. Xesc, primero felicitarte porque me parece un micro magnífico. Lo he leído varias veces y cada vez me gusta más. Ese final que remite al principio, ese ir avanzando el tiempo con los cafés y los camareros, ese misterio que queda en el aire. Sí, me gusta.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos cafés..., ese tiempo que no pasa o que pasa deprisa, según le convenga, esos camareros...

      Elysa, gracias (espero que te gusten los cafés)


      Bessets

      Eliminar
  7. Suscribo, punto por punto, lo dicho por Juan, así que con eso está todo dicho por mi parte.

    Abrazos infinitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en la infinitud del abrazo está la respuesta y la fuerza para todas nuestras congojas y temores. Como así es, así lo tomo y me quedo más ancho que un ocho tumbado.

      Gracias miles Lola y abrazos más


      PD: por cierto, para todos digo que llevo una semana liada es poco y apenas tengo tiempo de abrir el ordenador así que lo que es comentar...
      Ya me pondré al día con todos a partir del lunes...

      Eliminar
  8. y yo me sumo a la suscripión de Juan y Lola. Lo he leído varias veces y las lecturas pueden ser infinitas.

    No siempre gana el mejor.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué te voy a decir.

      Gracias por ello Elena y por las múltiples lecturas que le habéis sacado. Eso le da vida, la suya, la que ya no me pertenece.

      Sepas que ya ando por la mitad de las discordancias y que me han atrapado. Ya te diré.

      Un beso

      Eliminar
  9. Cuando uno llega a esta alturas de los comentarios, ¿qué puede decir?

    Yo no puedo hablarte de los criterios de REC porque los desconozco. Sólo sé que muchas veces gana el micro que menos me gusta -como por ejemplo esta misma semana- y comentan sobre ellos virtudes que para mí es justamente lo que hace que no me gusten. Es más, cada vez que oigo el programa me pregunto acerca de mis criterios sobre lo que es un buen microrrelato.

    A mí me parece muy bueno tu micro de hoy, Xesc. Me parece un texto poliédrico, como bien apuntaba Juan. Te regala muchas lecturas e interpretaciones y -sobre todo- te hace sentir; y de eso es de lo que trata la literatura.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer sentir es un buen objetivo. Mucho más de lo que suele ocurrir. Si así es nos hemos de congratular.

      Gracias por tu tiempo.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Pues yo lo he leído varias veces, y no lo pillo, Xesc... Volveré. A ver si se me pasa la nube...

    Un abrazo, eso sí.

    ResponderEliminar
  11. Lo de ReC para mí es una pesadilla. Casi me gusta más rastrear a través de la red lo que han escrito los amigos para el concurso. Sus micros me gustan mucho más salvo en contadas excepciones. Este es magnífico, cada vez que lo lees descubres un nuevo detalles, un nuevo matiz para poder darle un giro.

    Quería felicitarte también, bastante tarde, (pero es que cuando lo leí por primera vez no te conocía), por El ahorcado. He recibido estos días "Cachitos de amor". Recuerdo que me gustó muchísimo la primera vez, pero ahora que sé que es tuyo, me gusta aún más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llena de orgullo y satisfacción como diría aquel, que te parezca magnífico. Empezó creyendo poco en él mismo y a la segunda semana fue creciendo y madurando. Como contesté más arriba, este y el anterior son para ReC pero cada vez más, lo de la frase me lo tomaré como punto de partida para algo que me sugiera (que luego puedo enviar, sí) y que incluso se puede quedar sin participar como fue el caso de "Despertar".
      Al menos me divierto y siento el premio de las lecturas múltiples que descubrís.

      La segunda parte me encantaría poderte decir que gracias y miles de gracias que te doy igual por creer en mí. Lamentablemente no soy Francesc Barberà aunque vivo en Barberà y soy Francesc. Jaja.
      Conozco el libro "Cachitos de amor" pero no participé en el libro.
      Buscaré el microrrelato de "El ahorcado" para verme en él. Ya te diré.

      Mar, un abrazo agradecido

      Eliminar
    2. En todo caso felicitarte a ti por estar ahí con "Aniversario"

      Eliminar
    3. Hola Xesc i Mar, soy Francesc Barberá :) A ti Mar, te sigo en twitter en @Fran_zesk y @Microrretales, me encantan tus relatos. Xesc, creo que te he leído en el concurso de la Microbiblioteca, enhorabuena por tus relatos. Aquí te dejo el "Ahorcado" para que lo leas. Un saludo.

      http://microrretales.wordpress.com/2012/01/16/el-ahorcado/

      Eliminar
    4. Gracias por el detalle de dejar el mensaje y el relato que por cierto, es muy agudo. Ya te comentaré allí, como se merece.

      Lo que me tiene intrigadísimo es saber cómo has conseguido llegar hasta este comentario después de tanto tiempo. Increíble.

      Seguiré los microrretales ahora que los conozco.

      Un saludo

      Eliminar
    5. De nada. Un honor que me leas y que comentes mi blog, siempre serás bienvenido.

      Te resuelvo el misterio de cómo llegué hasta aquí: buscaba mi nombre en google para encontrar alguna noticia sobre el concurso de microrrelatos SMs.

      Un saludo.

      Eliminar
  12. Quien a palos mata... Pero al menos ésta ya sabe de qué va el juego.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja

      Cierto. Tal siembras, tal recoges.

      Abrazos

      Eliminar
  13. Pues gracias, Xesc. Me mataba quedarme sin mi trozo de pastel. Pastel que, aun así, me está costando de tragar. Pero la culpa es de mi boca, está claro.

    Un abrazo, III.

    ResponderEliminar
  14. Jope, en la primera lectura no me he enterado de na. Torpe soy. Segunda lectura, no llego. Otra vez será.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sucede en las mejores familias. No eres el primero ni el único.
      Gracias por leer (una y otra vez) Ximens

      Eliminar

Dejad una botella con un mensaje enrollado dentro. Probablemente a Robinson también le hubiera gustado, aunque hubiera sido para criticarle por esconderse en una isla perdida y abandonar a su familia.