jueves, 10 de enero de 2013

58/ La mancha

    Hoy mamá va a probar con la pistola quitamanchas, dice. Sólo quiere que asuma no sé qué, lavar el honor familiar. Ayer lo probó a gritos pero no funcionó. Una mancha en el honor es algo serio y hay que arreglarlo antes de que se le note y empiecen las habladurías.
    Él sigue ahí, encaramado en el balcón de su casa, frente a la nuestra, riendo, con los calzoncillos por fuera, como los superhéroes. Mi hermana sigue llorando en su habitación por lo de la mancha, así que yo he puesto balas de verdad porque, ni a los superhéroes ni al honor les hace mucho el detergente concentrado.
***

Este fue,ojo, one more despojo cojo para el ReC. El de la semana de Mónica. We'll keep on trying.

16 comentarios:

  1. Pues a mí me parece muy original el planteamiento de este tema tan escabroso. Muy bueno, Xesc.
    Como dices, a seguir intentándolo. Por lo menos nos queda el aliciente de escribir buenos despojos :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara

      Me alegra verte (leerte) por aquí. Algo delicado el tema, sí. Todo sea por los despojos.

      Abrazos

      Eliminar
  2. Mucho despojo, mucho despojo, pero yo no dejo de admirarme de que podáis armar micros tan buenos en menos de tres días y -por si ello fuera poco- condicionados por la frase de inicio.

    Este me gusta por todo cuánto apunta Sara en su comentario, así que no repetiré.

    Tú sigue intentándolo, Xesc, que yo disfruto.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Pedro, no dejaré de intentarlo. Si no sale bien, al menos tendremos buenos despojos.

      Gracias por pasar. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Xesc, simpático relato que esconde un profundo problema para aquellas familias que anteponen el honor a cualquier otra cosa. Tiene imágenes surrealistas este microrrelato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Nicolás. Gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pedazo de elipsis para pedazo de tema. Admiro a los que no os arrugáis ante la frase de inicio, la falta de tiempo ni el dictado de las musas, que hoy aquí, por ejemplo, han puesto el listón bien alto.
    Abrazos no surrealistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tema y elipsis. Ahí le has dao.
      Me alegran siempre tus comentarios.

      Ánimo pirata. Desde la barandilla del balcón, un abrazo grande.

      Eliminar
  5. Xesc, me alegro de volver a leerte en este 2013. Y mucho más si es con esta frase de inicio, en la que has huido de las pistolas tradicionales aunque ...has terminado cargando balas de las de verdad, por si acaso.

    Buen micro para REC. Lo de los despojos es posterior y aunque sirva de consuelo, yo considero que este es digno de finalista semanal del concurso.

    Un abrazo desde mis palabras, donde Nieves Torres...está tan contenta a pesar de no haber ganado. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, como siempre, por tu generosidad. Sólo falta que te fichen, cosa que espero que pase pronto, para poder tener alguna oportunidad... jajaja.
      Algún día espero poder visitar tus palabras como invitado de ReC.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Vaya con el justiciero! El sí que va a lavar el honor, lo malo es que lo va a poner todo perdido de sangre. Verás la madre del seudosuperheroe, con lo que cuestan de sacar las manchas de sangre.

    Un abrazo, Xesc

    PD. Tú si que dominas lo britis, niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Psé, ¿qué esperar de un tipo que baila encaramado en la barandilla del balcón con los calzoncillos por fuera? Pues yo igual también le hacía tragar la botella de KH7 entera, no creas.

      Un abrazo, company i mestre.

      Eliminar
  7. Buen micro, Xesc por lo menos has sido original con la pistola de inicio. No suelo participar, pero esa semana si lo intenté y te aseguro que lo que me salió si es un despojo, despojo, no como este micro, que tiene sentido.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, otro despojo cojo. Como la mayoría. Gracias por verlo con cariño.

      Bessets

      Eliminar
  8. Me gusta lo que se oculta tras esa mancha y la hermana llorando. No obstante, detecto, quizás problema mío, algo que no funciona: no se pueden poner balas de verdad a una pistola quitamanchas. Creo, quizás, que le falta algo de depuración: esos "sigue" y ese "por lo de la mancha", que es repetitivo. Ya sabes, podría decirte simplemente que "me gusta", pero sé que estos comentarios están hechos con buen fin. Un abrazo. Por cierto, en mi despojo usaba una pistola "decapadora" para arrancar el olor del papa en el sillón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En absoluto Ximens. Ese fue el principal escollo que en una lectura inicial yo mismo le vi. ¿Porqué no lo cambié? No podía, lo hice el domingo a las 5 de la tarde y lo enviaba desde un móvil en una esquina de la casa del pueblo (única con cobertura) a menos cinco.

      Para subsanarlo introduje esa visión surrealista del tipo en el balcón con los calzoncillos por fuera, cosa que hace creíble que si la madre habla de lavar el honor de la familia y habla de pistola, el niño inocente (o no tanto) piense en una pistola quitamanchas (aún siendo ésta real). Lo de los "sigue" los dejé a propósito. Tal vez me equivoqué, ciertamente.
      Gracias por el comentario. Coincido sin embargo en lo de la depuración. Debería darle otra oportunidad sin el corsé de las 100 palabras.
      Saludos

      Eliminar

Dejad una botella con un mensaje enrollado dentro. Probablemente a Robinson también le hubiera gustado, aunque hubiera sido para criticarle por esconderse en una isla perdida y abandonar a su familia.